Proyecto Rotilla, conversación con Michel Matos.

Proyecto Rotilla, conversación con Michel Matos.

Javier Moreno: El Proyecto Rotilla, Matraka, fue desde sus inicios, una plataforma alternativa con el objetivo de promocionar y llevar a la escena cubana la música tecno entre otras, para este fin, un grupo de jóvenes de la AHS (en aquellos tiempos) y otros con intereses comunes, se dieron a la tarea de crearlo…

Michel Matos: En el año 1998 hubo una confluencia de muchas cosas, un grupo de amigos teníamos la idea de hacer algo, porque era un tiempo mustio y las discos en aquella época eran muy caras, recuerdo que llegaba a Cuba la música electrónica y ese fue como el detonante, hasta el momento no existían casi espacios para este tipo de música y nos juntamos.

Joyvan estaba en el piquete y creo que esto fue importante no solo para el sino para muchos de nosotros. Al principio creamos la idea de Playa Rotilla no como un festival sino como una manera alternativa, un lugar donde la gente joven fuera a disfrutar de la música techno y pasara el verano con algo de alegría.

Esto fue desde el 1998 hasta el 2004 aproximadamente, cuando tuvimos el primer encontronazo con las autoridades de aquella época, por cierto tenemos un documental al respecto.

Hasta ese momento había cierto diálogo con las autoridades y en el verano de ese año, recuerdo que pusieron como justificación que allí en la playa iban a ocurrir recalos de drogas, salidas ilegales, hechos violentos… también recuerdo que alguien dijo y esto va a ocurrir todo a la vez, si todo a la vez fue la respuesta. Nos sacaron casi a las malas de allí.

Estuvimos como 4 años sin hacerlo y en el 2006 se integran nuevas personas pues durante ese tiempo hacíamos cosas aunque de manera aislada, ese año surge Matraka como una nueva identidad, que consistía en una confluencia de ideas y no solo enmarcarse en el festival propiamente dicho, sino todas las manifestaciones del arte, esto le daba la posibilidad a los propios artistas a gestar sus proyectos.

J. M: ¿Que pasó en el 2004?

M. M. :Bueno un grupo alemán financió una gira que hicimos por toda la isla con una serie de artistas, recuerdo que el grupo pertenecía a una cadena de Tv alemana, ZDF creo se llamaba así, con el fin de mostrar la música cubana alternativa y terminar con los tres días en Rotilla como estaba previsto cuando ocurrió lo que te dije, las autoridades y todas esas cosas. Bueno el documental fue transmitido en las televisoras alemanas durante un tiempo, música cubana, tabaco, ron, verano y Rotilla.

Ya por el 2006 contacta con nosotros un grupo serbio gestor de Exit Festival, uno de los festivales de música electrónica más grandes de aquella región eslava, es un monstruo; los que se hacen en Miami no es nada comparado con este festival, lleva al mismo tiempo 25 stages. Esta gente vio el trabajo que hacíamos y se interesaron mucho y probaron, esto nos permitió aprender un poco de autogestión y a movernos en diferentes direcciones, aprendimos a desarrollarnos en este campo de la búsqueda de finanzas, esta fue nuestra primera oportunidad de tener un producto fuerte que podía ser rentable y sostenible.

J.M: ¿Cuándo fue que ocurrieron los problemas con las autoridades cubanas?

M. M. :Creo que la vinculación con este grupo serbio fue el detonante del problema, pero empezó a manifestarse a partir del año 2008, 2009, cuando una persona, mas bien un hombre de civil, se te acerca, habla contigo trata de darte consejos y empieza como que a sonsacarte un poco e intentar convertirte en un delator. En el 2011 ya yo estaba en un rompimiento total, recuerdo que había regresado del exterior, mi familia vive en Europa, no fui a conspirar, al desembarcar en el aeropuerto, me hicieron una revisión fuera de lo normal, pantalón por pantalón, camisa por camisa, duró alrededor de 7 horas, me quitaron dos discos duros con información personal, una computadora y muchas cosas, ahí me di cuenta que habían empezado los problemas y empezaron las persecuciones, los controles y chequeos hacia mi persona y los que me rodeaban, no solo a amistades sino también a conocidos. Empezaron a circular rumores, de que pertenecíamos a la USAID, la CIA y toda esa parafernaria con el objetivo de denigrar nuestra imagen pública. Bloquearon el festival desde todas partes. Ellos saben que yo no trabajo ni pa´ Posada Carriles ni pa´ la CIA, eso ellos lo saben.

Nuestra proyección con los demás grupos era de colaboración y camaradería, pues de alguna manera nos retroalimentábamos y nos ayudábamos como colaboradores así como les servíamos de espacio de confluencia.

Omni, Demóngeles y otros participaron en nuestro Festival, ya sea desde la limpieza de una playa hasta en la creación de locaciones para los propios artistas.

Había muchas variables para que a las autoridades no les gustara el proyecto, la oficialidad no tenía la motivación para hacer algo fructífero y nosotros teníamos un proyecto de masificación, donde todas la personas amantes y no amantes de la música alternativa y electrónica iban a Rotilla para esparcimiento propio. La oficialidad empezó a esgrimir argumentos como que nos reuníamos en Rotilla para consumir drogas. La barbarie.

No es por nada pero era uno de los festivales mas grandes que tuvo este país, esta gente con “Verano en Jibacoa” nos secuestraron el Festival, y muchos de los artistas que tocaron frente a grandes audiencias gracias a nosotros y a los cuales no les pagábamos monetariamente, se sumaron a esa payasada por un salario, se dejaron comprar.

Habíamos logrado algo inquietante para el gobierno, un grupo joven con autogestión propia y que no les debía nada a nadie, pues todo lo que hacíamos lo pagábamos a las entidades del estado. Y ellos empezaron a clasificar el origen de estos fondos, fue el acabose, empezaron a decir que hasta las embajadas que de alguna manera habían colaborado con nosotros trabajaban para la CIA, una burla para la inteligencia de cualquiera, nos pusieron a la altura de ser considerados enemigos, para ellos todos son el enemigo, este tema de los fondos es la columna vertebral de la que ellos se agarran para cuestionar cualquier proyecto que surja, y es una manera de controlar y obligarte a desistir ensuciándote tu personalidad.

Recuerdo que cuando me quitaron la computadora, y fui a reclamar, me dijeron que no, porque dentro de las computadoras podían venir C4. Cuándo rayos me han visto poniendo una bomba? vaya del carajo esto.

Esto es por lo que ahora hay que luchar contra la ley 349, y la política cultural cubana, aunque antes de la ley 349 ya éramos censurados y despreciados, OMNI, Demóngeles, Rotilla, aquí hay un problema cuando se dice dentro de la revolución todo, fuera de la revolución nada, ¿qué es Dentro?, ¿qué es Fuera?

Tags: Rotilla

About Author