Maricón Tropical: Living in Madrid (Fragmento de novela inédita)

Maricón Tropical: Living in Madrid (Fragmento de novela inédita)

Capitulo II “El mejor lugar del mundo”

Todo huele a sexo, Madrid parece una ciudad diseñada para hacerte querer encontrar a algún desconocido, es un sitio tan visual y lleno de vida, me embrujan los hombres españoles, si no fuese tan loca también podría follarme a alguna chica, pero aún no consigo variar mis gustos eróticos, tal vez estaré necesitando pasar por un proceso de depuración anti comunista, aterrizar de una vez y darme cuenta de que ya mi cuerpo no habita esa isla de donde salí huyendo para perderlo todo, todo menos mi libertad. Allí la mayor parte del tiempo el cerebro se mantiene aturdido, la masa gris es como un trozo de pollo que ha estado refrigerándose por un largo período, no te permiten procesar ideas, mucho menos abrirte sexualmente, aquel es un país de mentirosos e hipócritas.”

Voz en off del corto: “Living in Madrid”

 

Las salas del chat ya estaban a tope, cada una se distinguía por un nombre y categoría específica: “Cubanos vergones”, “Gay culos”, “Arrecho pingone”, “Vergas peludas”, “El club de las pajas”, “Jovencitos vergones”, “Lluvia dorada”. Esta última en especial atrajo mi atención, por lo que no dudé en entrar al sitio donde según anunciaba en el chat había quince espectadores. Al entrar podía optar por dejar verme por los pajusos o desactivar la cámara del móvil, para que solo apareciese mi retrato de perfil.

No me di la oportunidad de romper con mis miedos, por lo que opté por mostrar mi foto congelada. El ambiente era oscuro o eso sentí al ser mi primera experiencia en una sala de ese tipo. Una caterva de viejos sacaban la lengua, sonrían y movían sus móviles de arriba hacia abajo para por instantes mostrar sus rabos dormidos. El sonido que se reproducía a través de mis audífonos parecía de ultratumba, algunos hablaban muy bajito y apenas se les entendía, frases sueltas, otros suspiraban de placer pero no conseguía ver cuál de ellos lo hacía con tanto desparpajo, al parecer alguien estaba siendo atravesado por una gran pinga, solo se escuchaba el diálogo “rico, muy rico, que grandota”, pero no se veía nada. Por el acento de su voz parecía ser un mexicano que estaba muy cachondo. Algunos comenzaron a presentarse con su nombre y el país de origen, otros solicitaban ir al privado donde tendrían más intimidad, se intercambiaban números de WhatsApp. Un chico de unos 20 años entró a la sala, tenía el torso desnudo, como hienas hambrientas comenzaron a decirle cochinadas que me provocaron el deseo de comenzar a masturbarme, entre todos al unísono le pidieron lluvia dorada. El chico comenzó a reír, se mordió los labios y bajó su móvil para hacer saber que estaba desnudo, su rabo como una boa descansaba sobre su barriga, le llegaba hasta el ombligo, solo dejó que la disfrutásemos por unos 10 segundos, volvió a mostrar su cara sonriente, y para sorpresa mía, sin esperármelo, mordiéndose una vez más los labios, dijo mi nombre y me invitó al privado…

Categories: Arte, Blog

About Author

Nonardo Perea

(La Habana, 1973). Narrador, artista visual y youtuber. Cursó el Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso del Ministerio de Cultura de Cuba. Entre sus premios literarios se destacan el “Camello Rojo” (2002), “Ada Elba Pérez” (2004), “XXV Encuentro Debate Nacional de Talleres Literarios” (2003- 2004), y “El Heraldo Negro” (2008), todos en el género de cuento. Su novela Donde el diablo puso la mano (Ed. Montecallado, 2013), obtuvo el Premio Félix Pita Rodríguez ese mismo año. En el 2017 se alzó con el Premio “Franz Kafka” de novelas de gaveta, por Los amores ejemplares (Ed. Fra, Praga, 2018). Tiene publicado, además, el libro de cuentos Vivir sin Dios (Ed. Extramuros, La Habana, 2009). Su canal En la cama con Nonardo genera contenidos sobre temas LGTB, sexualidad y feminismo, tratados con ironía y humor.