Archive

Back to homepage
Blog Política y Sociedad

Poner un punto final es por gusto

El país sigue igual: mis amigos presos, son golpeados, humillados. Abandono el texto, no doy por concluido nada. Poner un punto final es por gusto, es solo un hasta luego.